Daniel Sada Appreciation from Fransisco Goldman

Franisco Goldman has a nice Appreciation of Daniel Sada in the Pairs Review. It is an insightful piece and I think Almost Never is going to be the big book of next year.

http://www.theparisreview.org/blog/2011/12/19/daniel-sada/#.Tu9eCLHG0hU.twitter

Bolaño compared Sada’s baroque writing style to Lezama Lima’s, by way of making the point that because the Cuban Lezama’s baroque reflected the crowded natural effulgence of the tropics, Sada’s baroque is a more impressive verbal invention, a baroque of the desert. It, too, came only from “the efficacy of words.” In Porque parece mentira la verdad nunca se sabe (Because it seems like a lie the truth is never known), Sada’s huge, dense masterpiece (a novel routinely referred to as Joycean, with 650 pages and 90 characters, narrated almost entirely in alexandrine, hendecasyllabic, and isosyllabic verse-prose), the desert and its sparsely populated towns teem with all the political turbulence, corruption, and violence of modern Mexico. Sada is to Juan Rulfo—author of only one, hundred-page novel, the Mexican desert ghost-town masterpiece Pedro Páramo, voted by readers of Spain’s most important newspaper, El País, as the greatest Spanish-language novel of the twentieth century—what Beckett was to Joyce, only inverted. Beckett’s minimalism was his response to Joyce unsurpassable maximalism. Sada’s maximalism was his response to Rulfo’s unsurpassable minimalism.

Advertisements

Daniel Sada, Mexican Writer and Journalist, RIP

The Mexican novelist and journalist Daniel Sada had died. He was 58 years old and had been suffering from kidney problems for some time. It is too bad such a young author who has been hailed as one of the most important from Mexico has died. At least you will be able to read his master work Casi nunca, Almost Never, in the coming year.

La Jornada has a good obituary:

El escritor y periodista mexicano Daniel Sada, murió este sábado a las 21:15 horas, a los 58 años de edad, en un hospital de la ciudad de México, víctima de insuficiencia renal crónica terminal.

La salud del narrador se había deteriorado en los últimos meses, pues carecía de servicios médicos para su tratamiento. Fue su esposa, Adriana Jiménez García, quien lo dio de alta en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde recibió los suministros para la diálisis y la comunidad intelectual y artística abrió una cuenta bancaria para pagar dicho tratamiento.

Autor de cuentos y de las novelas Porque parece mentira, La verdad nunca se sabe y Casi nunca, como narrador se distinguió por la descripción de la vida cotidiana de su entorno, incidiendo en la cultura popular de México.

Daniel Sada fue galardonado con el Premio Herralde de Novela en 2008. Egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, dirigió varios talleres de poesía y narrativa en el Distrito Federal y otras ciudades del país. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores, del Instituto Nacional de Bellas Artes, del Fondo Nacional para las Actividades Sociales y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. En 1994 ingresó al Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Considerado como una de las voces más originales de las letras mexicanas, la obra de Sada fue calificada barroca y tragicómica. El chileno Roberto Bolaño comentó que Daniel, sin duda, está escribiendo una de las obras más ambiciosas de nuestro español, comparable únicamente con la obra de Lezama Lima, aunque el barroco de éste, como sabemos, tiene la escenografía del trópico, que se presta bastante bien para un ejercicio de esa naturaleza, mientras que el de Sada sucede en el desierto.

Daniel Sada’s Work Profiled in La Jornada

La Jornada has a profile of Daniel Sada’s writing. As his first book in English is coming out in a few months, this is a timely piece on what kind of writer he is, and hopefully what kind of treat Casi Nunca will be (see more). I for one really need to make some time to read his books that I own because the more I read the more excited I get.

Daniel Sada empezó escribiendo novelas de contexto rural y provinciano, en la cauda de la narrativa de la revolución y con una fuerte presencia rulfiana. Parecía que era su contexto ideal y que no lo modificaría –no tenía por qué hacerlo– a lo largo de su obra. Sin embargo, hace una década se empezó a notar que se asfixiaba en ese contexto y que quería poner en juego su virtuosismo prosódico y descriptivo en un marco distinto, mucho más urbano. Y dio ese giro, triple salto mortal, similar al que dio José Revueltas entre El luto humano y Los errores, a partir de Porque parece mentira la verdad nunca se sabe.

Ese cambio lo hizo concentrarse más en el interior de sus personajes, en la cerrazón (otra palabra muy suya) y claustrofobia de sus anécdotas, el hecho intuido en novelas como Lampa vida o Una de dos, de que el infierno son los otros, encontró plena expresión en el contexto urbano, en esa interioridad personificada incluso por la arquitectura –no se está dentro de casa de la misma manera en la ciudad que en el pueblo– que condiciona comportamientos. Ese cambio de contexto también influyó en una mayor presencia de las clases sociales, mismas que determinan un comportamiento.

Hay en la prosa de Sada un proceso de hipnosis del lector. ¿Qué sucedería si conserváramos la anécdota y la estructura pero modificáramos el lenguaje? Aunque creo que se sostendrían, habría un proceso de pérdida de matices, de ablandamiento de los personajes, de pérdida de textura. Sada puede narrar, en –La incidencia–, la historia de ese profesor convertido en confesor-psicoanalista-consejero de una incestuosa muchacha gringa, cuya conclusión no es sino la llegada paródica a una nueva historia –la nueva alumna que le confiesa haber tenido relaciones sexuales con un equipo de beisbol (una “novena– es la muestra más directa de desdeñar la anécdota volviéndola puro recurso –combustible– de la máquina de contar que es su prosa.

Daniel Sada’s Casi Nuca to be Published in April 2011

Three Percent has some information on the Mexican author Daniel Sada’s book Casi Nunca (Almost Never) that is coming out in English in 2012. It is a book I’ve been meaning to read for some time (I own a copy). I probably won’t read the English version too, but it will take some skill to translate Almost Never as Sada is a master stylist among other things and the book won the Herralde Prize for Fiction.

This Rabelaisian tale of lust and longing in the drier precincts of postwar Mexico introduces one of Latin America’s most admired writers to the English-speaking world.

Demetrio Sordo is an agronomist who passes his days in a dull but remunerative job at a ranch near Oaxaca. It is 1945, World War II has just ended, but those bloody events have had no impact on a country that is only on the cusp of industrializing. One day, more bored than usual, Demetrio visits a bordello in search of a libidinous solution to his malaise. There he begins an all-consuming and, all things considered, perfectly satisfying relationship with a prostitute named Mireya.

A letter from his mother interrupts Demetrio’s debauched idyll: she asks him to return home to northern Mexico to accompany her to a wedding in a small town on the edge of the desert. Much to his mother’s delight, he meets the beautiful and virginal Renata and quickly falls in love—a most proper kind of love.

Back in Oaxaca, Demetrio is torn, the poor cad. Naturally he tries to maintain both relationships, continuing to frolic with Mireya and beginning a chaste correspondence with Renata. But Mireya has problems of her own—boredom is not among them—and concocts a story that she hopes will help her escape from the bordello and compel Demetrio to marry her. Almost Never is a brilliant send-up of Latin American machismo that also evokes a Mexico on the verge of dramatic change.

Excerpt of Daniel Sada’s Upcoming Novel at Letras Libres

Letra’s Libres has and excerpt of the Mexican novelist Daniel Sada’s upcoming novel. I’m not sure what to say about the excerpt other that it shows the masterful use of language that all his works exhibit. Excerpts don’t do much for me.

Entender la esencia de la costumbre, traerla a capítulo, por conveniencia oculta. La maña del amor naciente: ¿cuál, que pueda detectarse? Y Ponciano pensó en Noemí… esa obligación casual, siendo un modo de aquellar las circunstancias que el destino diseñó para ellos. Decirlo sin tapujos ante doña Elvira: ¡Noemí! Sí, aquellar, pues, las minucias amables. Y esa idea cuajó con hartura, masa que abarca todo lo que chispea, lo abarca para sofocarlo y ¡ya!

Entonces “con permiso”, ya no abundar en otros conceptos. Lo subjetivo ¡al diablo! Más bien adueñarse de una ilusión concreta que se afila… ¡Noemí!… Y sin decir “agua va” Ponciano subió a su habitación dejando a doña Elvira entrecejada, ella se quedó con tres palabras oblongas en su mente: “amistad”, “amor”, “convivencia”: un trío circular girando como una sutil rueda de la fortuna, chiquita, luminosa, poco más, poco menos, al fin una versión de luz que sí, que ya: tal alcance, tal emblema allegado… Alcance de acueste, mejor dicho: allá, donde el sol pegaba enteramente en la cama de Ponciano. Un revestimiento blanco. Pues no había más que cerrar la cortina para que lo verdefloreado transparente se impusiera. Se impuso sobre –como un simulacro de sombra–: la cama: invitación, ociosidad: una conveniencia que quisiera ser tan fresca como una fruta y, ay, primero tocar… Es que la duda, es que lo caliente aún. Pero de rato se dio el acueste deseado para pensar con gran desplazamiento sobre lo vivido en Sombrerete, amén de seguir viviendo qué monotonías: allí, lo esperado: la cotidianeidad trabajadora y punto… y nada… Ponciano pensó –cuando se removía con gozo en el colchón– que había habido pacto entre Noemí y Sixto; que tal vez su examigo le había dicho a ella lo del asesinato remoto en el que ambos habían participado; le dijo que en cualquier momento la policía los arrestaría, anduvieran donde anduvieran; que tanto él como Ponciano tenían los días contados; que necesitaban protección mientras tanto, por lo cual –¡ya!– atando cabos: Sixto le había recomendado a Noemí que invitara a Ponciano a vivir a su casa, dándole, asimismo, chamba y, como remate, dándole vacaciones nada más por tener la edad que tenía. Protección, casi arropamiento. Entonces: más amor que amistad, ¡la interpretación! Entonces el ánimo para saber si era eso… tan grande… amor que nace y camina…

Daniel Sada – An Interview and the State of His Health

Moleskin Literario has a good post on the health of the Mexican Author Daniel Sada. He has been hospitalized recently for a Kidney condition and cannot travel. It sounds like he is undergoing dialysis, but the article doesn’t say so specifically. It is a shame because he is beginning to get international and American recognition, something he deserves. Instead, friends are having to do fund raising for his health. The interview with him in El Excelisor is a good over view to how he thinks about writing and his health. It really is a shame. If you have ever read one of his stories you’ll know he can really write. You can read about his health at Moleskine Literario.

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo.- Daniel Sada quiere “gozar de otra manera” los frutos de escribir desde los 19 años. “Ir más pausadamente. Tomar distancia a la escritura, pues también me gusta leer. Tengo muchas historias que contar; pero la escritura le quita tiempo a la lectura y aún me falta mucho por leer. En este momento, es importante la serenidad”, admite.

El novelista, poeta y cuentista, considerado una de las voces más singulares de las letras mexicanas, confiesa que actualmente se encuentra en un impasse, debido a la enfermedad renal crónica que lo obligó a hospitalizarse en marzo pasado y a cancelar distintos viajes, pero que no ha logrado detener sus proyectos literarios.

Prueba de ello es que en octubre próximo Anagrama publicará su primera tragedia. “He escrito comedia, tragicomedia y algunas obras con tintes melodramáticos; pero no había explorado la tragedia, un género antiguo que siempre me atrajo. Es fuerte dar vida a una obra en la que las cosas son insolubles, donde no hay remedio para nada, donde no puedes cambiar tu destino”, explica en entrevista.

El creador de 58 años comenta que ya estaba “harto” de los finales felices o medio felices. “Quería personajes más complejos y que se les viera desde diferentes puntos de vista. No hay tanta conjetura en la novela, sólo muestro las situaciones y dejo que el lector saque sus conclusiones, como siempre me recomendó Juan Rulfo”, agrega quien rechaza adelantar el título de la novedad editorial.

El también ex alumno de Salvador Elizondo aclara que hay “humor y recovecos graciosos” en su nueva propuesta, en la que estuvo trabajando parte de 2009 y todo 2010 y quedó lista tras un complejo y lento proceso de correcciones y cambios. “La tesitura final es muy fuerte”, promete.

Results of Book Shopping in Barcelona: Sada, Moya, Palma, Abirached, Munoz, Ndongo, Letelier

I had the luck to have a couple of days to do some book shopping in Barcelona and came back with 7 books. It was hard to limit myself because I recognized so many authors that I’d seen on El Publico Lee. And when I found the display of books from Paginas de Espuma on my last day I was tempted to buy a couple more books. In the end I settled on the following, a mix of Latin American, Spanish, African and Lebanese books. I normally don’t buy books translated into Sanish but Zeina Abrached’s books are unavailable in English so I could justify it.

  • Felix J Palma -El menor espectaculo del mundo
  • Miguel Angel Munoz – Quedate donde estas
  • Zeina Abrached – El juego de las golondrinas
  • Zeina Abrached – Me acuerdo Beruit
  • Daniel Sada – Ese modo que colma
  • Horacio Castellanos Moya – Con la congoja de la pasada tormenta
  • Hernan River Letelier – El arte de la resurrecction
  • Donato Ndongo – Las Tinieblas de tu memoria negra