Best Books of the Year from El Pais

El Pais has their end of year top ten. No real surprises here this year. The better list is the top 4 by genre. In the fiction in Spanish are

1. Así empieza lo malo. Javier Marías. Alfaguara.

2. El impostor. Javier Cercas. Literatura Random House.

3. El balcón en invierno. Luis Landero. Tusquets.

4. Como la sombra que se va. Antonio Muñoz Molina. Seix Barral.

The most interesting is in the Spanish non fiction category. They list Continuación de ideas diversas by César Aira, which is an interesting choice. It is a meditation on writing in a free associative style. Caravana de recuerdos has a review.

 

Advertisements

Antonio Muñoz Molina Has Won the Príncipe de Asturias de las Letras Prize

Antonio Muñoz Molina Has Won the Príncipe de Asturias de las Letras Prize for  his life long work as a writer. He is the first Spanish speaking author to win the prize since Augusto Monterroso (someone who I’ve been mentioning with some frequency on this blog). You can read the full notice at El Pais (it also includes a complete list of his works):

Ayer estaba en Lyon. Hace dos semanas, en Nueva York, donde le llegaban fuertes rumores de que este año le podía caer a él. Desde hace días, el jurado se planteaba la necesidad de otorgar el galardón a un español, 13 años después de que ningún autor en la lengua de Cervantes lo hubiera recibido, luego del guatemalteco Augusto Monterroso.

Según fuentes de la organización, muchos, dentro, desean que la ceremonia del próximo octubre adquiera un fuerte compromiso moral por parte de quien debe dar el gran discurso de la tarde, además del Príncipe. Y Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956), con su incuestionable mérito literario, con sus iniciales ya en la memoria, la historia reciente y el zozobrante presente de la gran nómina española de escritores de referencia, destacaba paso a paso entre las preferencias.

Pero con división de opiniones y la sombra de la candidatura del irlandés John Banville, otro autor fascinante. La pugna es algo que al parecer se da en el grupo que debe elegir al premiado con más frecuencia si se trata de un nombre español que si proviene de otros ámbitos. Con la mayoría a su favor ya anoche, salvo sorpresas o prontos de última hora –que nada queda descartado entre las airadas familias de las divisiones literarias en nuestro país-, Muñoz Molina se implantó esta mañana y ha recibido la noticia de su premio en tránsito, recién llegado de Francia, donde ha participado en un festival literario

Antonio Muñoz Molina Wins the Jerusalem Prize

The Spanish author Antonio Muñoz Molina has won the Jerusalem Prize:. According to El Pais:

El jurado ha seleccionado a Muñoz Molina “porque es un autor excelente, pero también porque su obra expresa la libertad del individuo”, explica Joel Makov, director del festival literario en conversación telefónica. Makov detalla que el autor de Sefarad o El jinete polaco ha confirmado que viajará a Jerusalén para recibir el premio a principios de febrero.

El jurado ha considerado que los libros de Muñoz Molina reflejan además “los grandes cambios que han tenido lugar en España durante su transición de la dictadura a la democracia y han expuesto la traumática memoria colectiva”. Los jueces destacaron también al dar a conocer su elección “la simpatía que Molina expresa por los exiliados y los que sufren. Aquellos víctimas de las revoluciones históricas”. “Es uno de los autores más importantes de nuestro tiempo”, añadieron.

The Children of the Boom Generation Talk About What it Means to Them

El Pais had a couple articles this week on the Boom. The most interesting were the brief quotes from younger writers reflecting on what the Boom has meant to them, good or bad. I like to see a few criticisms of the terms and celebrations of certain elements. (emphasis mine)

Damián Tabarovsky (Argentina, 1967)

El boom retoma la ilusión de que el escritor latinoamericano tiene que tener algo de for export, de very typical (Bolaño es el último avatar del boom) con algunas gotitas de denuncia social y pasteurización de tradiciones locales. A la vez, introduce la novedad de que para ser escritor, o aún peor, hombre de letras, hace falta tener a una Carmen Balcells, o alguien como Carmen Balcells, o a muchos como Carmen Balcells; expresa el momento en que Barcelona comenzó a volverse sede del poder económico editorial en castellano; informa sobre la necesidad del mercadeo de izquierda como paradigma de la figura mediática del escritor latinoamericano (García Marketing, como lo llamaba Fogwill). Lamentablemente no aprendí demasiado de esas cosas. O por la negativa, tal vez sí, mucho. Algo más: hace poco releí Pedro Páramo y Tratados en La Habana, casi antagónicos y ambos notables.

Yuri Herrera (México, 1970)

Quizá lo primero es lo que los mismos escritores del boom aprendieron de los modernistas: que la voluntad de estilo define la mirada sobre la realidad y la fuerza de su narrativa. Que la del boom, entre otras cosas, adolece de ser una lista compuesta casi exclusivamente por hombres. Que un fenómeno mercadotécnico a veces solo es eso, y a veces se aprovecha de algo evidente, como que la mejor literatura en lengua española ya se estaba escribiendo en el continente americano. Que un buen escritor no necesariamente es una autoridad moral: algunos de los que escribieron las mejores novelas del siglo XX también plagiaron el trabajo de otros, sostuvieron amistades con dictadores, justificaron invasiones injustificables y subordinaron sus opiniones políticas a las necesidades de sus patrocinadores. Que una buena novela sobrevive a las mezquindades de sus autores e inclusive a su propio éxito.

Andrés Neuman (Argentina, 1977)

Ninguna etiqueta explica la realidad, pero algunas la mutilan hasta volverla incomprensible. De eso que llamamos boom aprendí el abismo entre los rótulos y las obras. ¿Qué tiene que ver Lezama con Onetti? ¿Por qué García Márquez (1927) y Vargas Llosa (1936) sí, mientras Puig (1932) no? ¿Hasta cuándo maestros como Di Benedetto o Ribeyro seguirán fuera de la foto? ¿Por qué no figuran poetas, habiéndolos brillantes? ¿No resulta sospechoso que ni siquiera Elena Garro, Silvina Ocampo o Clarice Lispector aparezcan en tan viriles listas? De eso que llamamos boom admiro la ambición estética de sus autores, que me hace pensar en la infinitud de la escritura; y recelo de sus mesianismos políticos, que me hacen pensar en la patología del liderazgo. Entre tanta generalización, dos décadas de textos extraordinarios. Tan grandes que merecen ser leídos como por primera vez, desordenando los manuales.

Antonio Muñoz Molina has an interesting memory of meeting Onetti, a writer who is not usually listed in the boom.

And on the publication of Luis Harss’ collection of interviews,  Los nuestros, with Boom era writers, there is a lengthy profile and excerpt.

All the Boom one needs for the week.

Interview with Antonio Muñoz Molina About His Short Story Collection At Canal-L

Canal-L has an interview of Antonio Muñoz Molina talking about his new book of short stories, Nada del otro mundo (Nothing exceptional). He talks about what he likes in short stories, why he thinks the fantastic only works in short stories, and how to be a Spanish speaker in the US is to be an internationalist.

New Book of Short Stories from Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina has published a new book of short stories in Spain called Nada del otro mundo. I don’t know much about them other than he has written them over the last 13 years, one is unpublished, and he enjoys reading Cheever and Updike so I gather they are in that vein. (It is a truism that short story writers in Spain come from two traditions: Cortazar and Borges, or Carver, Cheever, and the other Americans). Considering the size of his books, I’m actually curious how he handles the short form. It must be difficult to be judicious when you are normally free to write 400-900 pages.

“El cuento es una máquina que tú ves. Es como la maqueta de un edificio racionalista. Se ve todo el proceso de la construcción narrativa, pero de una manera sintética”. Para Muñoz Molina, el cuento (tocado de más misterios y fantasías que la novela) se rige por el mismo pulso que la poesía y eso lo convierte en impredecible. “Siempre recuerdo el momento, o el proceso, en el que surgió cada uno de ellos, como el último, que llegó repentinamente, por equivocación, en una noche de insomnio. Yo había empezado a escribir otro pero se hacía cada vez más y más largo. Tuve que dejarlo. Hasta que una noche surgió El miedo de los niños, lleno de ciertas sensaciones de la infancia, de pequeños detalles”. Una fuerza emocional que, según el escritor, empuja a los grandes relatos que él admira, como El nadador, de Cheever, o Un día perfecto para el pez plátano, de Salinger: “En los grandes cuentos parece que no pasa nada pero siempre pasa algo decisivo”.

The Best Spanish Language Blogs – and Where are the Ones By Women?

El Cultural has a list of the best literary blogs in Spanish. Some of them I know of and read with some frequency, others not so much but they all look good. Moleskine Literario is great for finding articles about the goings on in the Spanish language press. I’ve read La Nave de Los Locos, but I’m undecided as yet. MICRORRÉPLICAS is good, although I don’t read it enough, as is Antonio Muñoz Molina’s. I’m looking forward to reading some of these others. I would add El Sindeome Chejov  from the Spanish writer  Miguel Angel Munoz to the list. He has some great interviews on his site. And I like Sergi Bellver’s blog too.

There is one glaring deficiency to the site as Liburauk points out. There isn’t a single blog by a woman listed. It is a huge omission, one that seems rather typical. Liburauk has a good rant about the problem and a link to a counter list at Escritoras that corrects the omission. It all reminds me of the series of books listed in Letra Libres article Spain in a 100 Books, that had hardly any women in it. It prompted Laura Freixas to create a counter list of women authors. (You can see my notes on it here). The same happened in the Granta youngsters in Spanish which had about 22% women, which seems a little low.