Clara Usón and Juan Carlos Mestre Win the premios de la Crítica Prize

Clara Usón and Juan Carlos Mestre have won the premios de la Crítica Prize, she for fiction and he for poetry. This is the first woman to win the prize for fiction in 52 years, which is quite surprising (only 3 women have won the prize at all). These are the Spanish language winners. There are also Catalan, Galician, and Basque winners.

La novela de Usón (Barcelona, 1961) está inspirada en la hija de Ratko Mladic, uno de los criminales más sanguinarios de la guerra de los Balcanes (ordenó ejecutar a 8.000 bosnios tras el cerco de Srebenica)¿Es justo que ella se hubiera suicidado al descubrir los horrores cometidos por su padre? Se preguntó la escritora barcelonesa (1961) para quien, dijo en una entrevista a este diario que “el populismo azuza la xenofobia y el nacionalismo y creen que pueden controlarlo, pero al final no es así”. Usón obtuvo en 2009 el premio Biblioteca Breve por Corazón de Napalm.

La escritora se muestra feliz y sorprendida por el premio. Lo primero que dice es que hace 52 años no lo recibía una mujer, y que además ese último año, 1961, es el de su nacimiento. Solo lo han recibido Ana María Matute en 1959 por Los hijos muertos y Elena Quiroga en 1961 por Tristura. La hija del Este se va a editar próximamente en países como Holanda, Francia e Italia.

The winners from Spain’s other languages:

En las otras lenguas los ganadores fueron: Catalán, Narrativa Jordi Coca por El caure la tarda; y Poesía, Jordi Llavina por Vetlla. En gallego, Narrativa, Begoña Caamaño por Morgana en Esmelle, y Poesía, Manuel Álvarez Torreiro por Os ángulos da brasa. En euskera: Narrativa, Ramón Saizarbitoria por Martutene, y Poesía, Rokardo Arregi por Bitan esan becharra.

Sergio Vila-Sanjuán Wins the Nadal Prize

The latest winner of the Nada Prize is Sergio Vila-Sanjuán. His prizing winning novel relates the story of four people during the 60’s in Barcelona just as the rise of consumerism began.

You can read the note from El Pais here:

La solvencia literaria de Vila-Sanjuán (Barcelona, 1957) ya estaba contrastada por la propia Destino, que hace tres años publicó el debut en la narrativa del periodista cultural, Una heredera de Barcelona, retrato de la alta sociedad barcelonesa en los tumultuosos años 20 a partir de la vida de una mujer. En la obra premiada con 18.000 euros, construida sobre cuatro vidas, también aparece una mujer joven de la alta sociedad con una vida rota que intenta rehacer, pero ahora en los años 60, en pleno desarrollo económico que generará una sociedad de consumo. Esa vida se cruzará con la de un periodista que hace sus pinitos en el incipiente mundo de la publicidad a través del programa radiofónico Rinomicina le busca (que existió en realidad y que, patrocinado por esa marca farmacéutica, intentaba encontrar a gente desaparecida). A ese espacio acude un inmigrante para hallar a su familia y a ese friso se añadirá un gran empresario con conexiones políticas.

And from La Vanguardia:

Sobre la mujer de la alta sociedad barcelonesa, digamos que aparece en el momento en que la vida parece habérsele roto y protagoniza una gran historia de amor. Así, el fresco de los protagonistas de Estaba en el aire refleja los diferentes estamentos sociales de la ciudad, de la alta burguesía a la inmigración.

La acción, que se desarrolla entre los años 1960 y 1961, muestra “el momento en que empieza la sociedad de consumo en España: con la publicidad, el periodismo y las nuevas profesiones que surgieron”. A pesar de que la obra contiene elementos de suspense, “el tono es más de una novela centrada en los sentimientos y cuestiones personales”. El amor, el dinero y el periodismo son los motores de la acción.

El libro se presentó con el título de Una buena manera de terminar y el seudónimo de Manuel Pi. El jurado estaba compuesto por por Germán Gullón, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello, Ángela Vallvey y Emili Rosales.